La Rubia Tarada

“Si sueñas con Nueva York y con Europa…”

¿Cómo están acalorados tarados y taradas?

Hace algunos días, en una de las tantas tribus de América del Sur, específicamente en Chile, un grupo de ciudadanos inició una campaña para que el gobierno británico devolviera un Moai que fue llevado al Viejo Continente en el año 1868, por el comandante de la Royal Navy, Richard Powell.

Vamos por parte, un Moai es una horrenda estatua de piedra manufacturada por los aborígenes de la Isla de Pascua, que se encuentra en el medio de la nada en el Océano Pacifico y pertenece a Chile. Por respeto, en estos tiempos, a dicha isla hay que nombrarla por su nombre en idioma pascuense, es decir Rapa Nui, pues bien en esa isla la actividad diaria de sus habitantes era al parecer pescar, flojear bajo el sol y esculpir en piedra esos adefesios llamados Moai.

Este Moai, que vive hace más de 150 años en el British Museum de Londres, en pleno centro de la ciudad, a pocas cuadras de Buckingham Palace, en el primer mundo, ¿querrá realmente volver a su tierra natal?

Sin duda, el Moai británico hoy goza de los beneficios de vivir en el primer mundo, en la cuna de Shakespeare, Mr Bean y The Beatles, entre otros. Es admirado diariamente por turistas de todas partes del mundo que lo fotografían y lo hacen sentir pleno. Por lo mismo, insisto, ¿querrá el Moai volver a vivir a una isla en el medio del infierno? Probablemente ya olvidó su lengua original y habla perfectamente un inglés británico con pronunciación perfecta.

Es por eso que desde aquí le envío un mensaje de solidaridad y apoyo al flemático Moai británico y espero que esta ridícula campaña no llegue a buen puerto y pueda seguir gozando de las bondades de la vieja y querida Europa.

Good Save the King… and the Moai.

Relacionado:

“Porque no hay nadie que mi piel resista”

La Rubia Tarada

Quieren más pesos, quieren más libras, quieren más australes

La Rubia Tarada

“Porque no hay nadie que mi piel resista, porque no hay nadie que yo quiera ver”

La Rubia Tarada

Deja un comentario