BitácoraProgramas

Cuti Aste: “El unplugged de Los Tres fue como ganar la Copa América para la música chilena”

Cuti Aste es sinónimo de música chilena. El multifacético artista, nacido en Concepción, ha colaborado con las principales bandas del país, por ejemplo, con Los Tres, Lucybell y Javiera y Los Imposibles, por citar algunas. Pero además, trajo de vuelta la cueca -como cultura tradicional-, al ser parte de la banda sonora de La Negra Ester, una de las obras teatrales más importantes en la historia del país.

Hoy en día trabaja en proyectos personales y musicales. Por ejemplo, hace clases en Duoc UC a alumnos de Ingeniería en Sonido, hablando de historia de la música y elaborando talleres de instrumentos musicales. Pero además, junto a miembros de bandas como Fulano, Congreso, Electrodomésticos y Quilapayún, entre otros, formó Los Marineros del Cerro, donde tocan canciones de todos esos grupos.

Cuti Aste, como muchos músicos, tuvo que reinventarse durante la pandemia. Si bien, siguió haciendo clases online, el no tocar en vivo mermó su realidad económica. Pero con la crisis, vio la oportunidad. E invirtió en una sala de estudio en su propia casa, llamada Laboratorio Musical Cuti Aste, donde graba a grupos promisorios, pero también a leyendas del rock chileno.

“La pandemia fue una debacle total, pero no sólo para los músicos. Porque detrás de cada artista, hay más de 10 personas que colaboran, en temas como producción y proveedores de servicio”, describe el músico.

De hecho, cuenta una anécdota de esos tiempos de confinamiento. “Recuerdo que nos invitaron a tocar con Los Tres a TVN (canal público de Chile) y lo hicimos frente a 200 pantallas, donde la gente disfrutaba en su casa del show. Yo pensé que ese concepto se iba a instalar para siempre. Menos mal que no fue así. Hay cosas que no se pueden reemplazar.”, sostiene.

Pasado en Concepción

Cuti Aste es oriundo de Concepción, para muchos, la cuna del rock chileno. De esa ciudad, ubicada a casi 500 kilómetros al sur de Santiago, han salido bandas como Los Tres, Los Bunkers, Electrodomésticos, De Saloon, Santos Dumont, etc. Dice que el ambiente universitario tiene mucho que ver con esa cultura musical.

“La Universidad genera un movimiento juvenil importante, que también pasa en Valdivia o Valparaíso. Yo me vine el año 1985 a Santiago, pero en Concepción tuve amigos como Gonzalo Donoso o los hermanos Romero, donde escuchábamos y coleccionábamos  vinilos de rock progresivo, jazz y new wave. Había gustos por estilos definidos. Pienso que nosotros nos saltábamos a Santiago, íbamos directo a las fuentes”, señala.

Cuenta que esa época, mediados de los años ochenta, conoció a Álvaro Henríquez y Titae Lindl, miembros fundadores de Los Tres, y vio cómo ellos se fueron influenciando de esta cultura musical. “Ellos escuchaban rock and roll, por ejemplo, a Elvis Presley, Chuck Berry y Bill Haley. En Concepción, compartíamos los instrumentos. Era una epopeya hacer música en los ochenta”, señala.

La relación de Cuti Aste con Los Tres siguió en Santiago. De hecho, el año 1987 se hizo una obra de Andy Warhol en el Instituto Chileno-Norteamericano y ahí Aste unió a Álvaro Henríquez al elenco de La Negra Ester, provocando así el encuentro con Roberto Parra, ilustre músico nacional.

Música tradicional

El encuentro de Álvaro Henríquez con Roberto Parra, hizo que Los Tres comenzaran a mirar la música tradicional de Chile: la cueca. “De hecho, con ellos se recuperó el sonido del acordeón”, recuerda Cuti Aste. Es más, lograron internacionalizar dicha melodía criolla.

El 14 de septiembre de 1995 en Miami, Estados Unidos, la banda chilena Los Tres fueron invitados por la cadena MTV para realizar su tradicional unplugged, hecho que marcó para siempre al grupo. Cuti Aste fue parte de la agrupación y recuerda la épica jornada. “El unplugged de MTV fue como ganar la Copa América para la música chilena. Estar ahí era una responsabilidad enorme. Si me equivocaba en un solo, por ejemplo, iba a quedar plasmado para siempre”, rememora.

Cuti Aste creció escuchando a The Beatles, Grand Funk y Led Zeppelin, pero también en su casa sonaba Leonardo Favio, Sandro, Los Ángeles Negros, Los Golpes y Los Galos. Por otra parte, La música argentina también fue compañera del músico. “Las radios FM no pasaban música en español, hasta que vino el boom del rock argentino, con Charly García, Virus, GIT y también Los Prisioneros. De hecho, como anécdota, en 1979 gané un festival cantando Rasguña las Piedras”, comenta.

Los próximos encuentros de Cuti Aste serán este 17 de mayo en Casa Conejo, junto a Los Marineros del Cerro. Y el 23 de junio en el Aula del Manuel de Salas, donde compartirá escenario con su banda La Memoria, que reúne a artistas como Pedro Villagra, Jorge Campos, Edita Rojas e Ismael Oddo.

Revisa la entrevista completa a Cuti Aste:

Relacionado:

Cómo es “Noviembre”, el nuevo y armonioso trabajo de Los Bunkers

Rodrigo Bravo

Daniel Piazzolla: “Mi abuelo fue quien me regaló mi primera batería”

Rodrigo Bravo

Lucybell presentará “Sesión 3000” por los principales escenarios de Chile

Rodrigo Bravo

Deja un comentario