La Rubia Tarada

No estoy, no tengo razón ni fe. No, no tengo motivación.

Como están Taradas y Tarados.

En el hemisferio sur ha llegado el mes de febrero a nuestras vidas y nada sucede. Porque febrero es el mes del existencialismo en el calendario. Es nada. No sucede nada. En rigor, suceden muchas cosas siempre todos los meses del año, pero lo que ocurre en febrero pareciera que nunca pasó.

Es el mes de las vacaciones donde las ciudades del cono sur quedan vacías, ya que quienes habitan en ellas parten a destinos veraniegos a gozar de sus proletarios días libres que, por contrato, los empleadores deben hacer cumplir. Y este febrero no se diferencia de los demás, a pesar de estar plagado de acontecimientos. Por ejemplo, en El Salvador, Nayib Bukele fue reelecto con un 85% de los votos, probablemente el 15% que no votó por él estaba enjaulado en alguna de sus famosas cárceles.

Por otra parte, en Argentina, Javier Milei enfrenta el descontento popular por sus populistas medidas que, según él, lo alejan de ser un populista. En Chile, Gabriel Boric sacará a los militares a la calle para controlar la delincuencia desatada. Impuso el toque de queda en zonas de la región de Valparaíso afectada por apocalípticos incendios forestales. Además, la alcaldesa de la ciudad de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, dijo que la realización del Festival de la canción está en manos de la Armada, lo que debe tener muy contenta a la derecha que ve con entusiasmo como el mandatario chileno sigue los pasos de su antecesor, Augusto Pinochet.

En fin, a pesar de todo, esto el mes de febrero que no logra convertirse en un mes real. Con sus 28 días de duración, lo convierten en el pariente tonto del resto de los meses. La única fecha importante es el 14, denominado como El Día de los Enamorados, una celebración sin ningún sentido, que sólo enriquece a los vendedores de rosas rojas en las esquinas de las calles de nuestras venidas a menos megapolis sudacas.

En resumen, el mes de febrero es como una banda tributo, que a pesar del talento que puedan tener sus miembros, nunca dejará de ser una copia del original. Espero que este febrero pase muy rápido y así lleguemos pronto al caos y oscuridad de marzo.

¡¡¡Chaus!!!

Relacionado:

Alles Lüge (todos mienten)

La Rubia Tarada

¡Pero mira cómo beben los peces en el río!

La Rubia Tarada

¿Cómo se llama la señora del Viejo Pascuero?

La Rubia Tarada

Deja un comentario