BitácoraProgramas

El Cruce: “Tenemos identidad chilena, nuestra intención no es sonar como una banda de Chicago”

El Cruce está cumpliendo 25 años de carrera. Y piensan festejarlo por partida doble. Por lo mismo, este 17 de agosto en el Teatro Caupolicán la banda se presentará junto a grandes invitados, pero además darán a conocer las canciones de su nueva producción: Veinticinco. Felipe Toro, voz y compositor de la agrupación, que cultiva el blues y el jazz, conversa sobre todo con Ciudad Pirata.

La banda nace en 1999 cuando la escena chilena estaba terminando, quizás, la década más exitosa de su historia. Los años noventa marcaron un auge importante en la escena nacional, con grandes festivales, extraordinarios discos y con un futuro prometedor. Pero El Cruce no alcanzó a disfrutar de ese apogeo. Pese a eso, se las han arreglado para tener un público fiel y cultivar un éxito poco común en una banda de nicho.

“En el año 1999 entré a estudiar psicología en la USACh y un año después entró Francisco Durán (Los Bunkers). Me acuerdo de él perfectamente. De hecho, nos gustaba la misma música y nos juntábamos a tocar en los carretes. Él sacaba la armónica y yo la guitarra, e hicimos una bonita amistad. Pero el 2001, su banda explotó en la escena y yo seguí estudiando”, relata Felipe Toro a Ciudad Pirata.

Y así funciona a veces esta industria. Las oportunidades de masividad no le llegan a todos. Aunque dice que el éxito viene por una causa concreta. “Para ser honesto y justo, creo que el verdadero secreto o la verdadera razón está en las canciones. Ellos (Los Bunkers) partieron siendo una banda de canciones y nosotros comenzamos siendo un grupo de nicho, que era el blues. De hecho, cuando fuimos a una agencia nos dijeron; Oye, suenan bien y todo, pero toquen otra cosa. No toquen solo blues”, añade el líder de El Cruce.

Las influencias de El Cruce vienen por el lado del rock clásico y las fuentes ‘negras’ como el soul, el blues, el góspel y el rock and roll. “A la hora de componer nacen cosas, brotan. Uno no las piensa necesariamente. No es algo tan consciente. Si bien nosotros no explotamos al nivel masivo de Los Bunkers, el trabajo que hicimos en el underground, abrió los espacios para este tipo de música. Esa es nuestra ganancia”, relata Toro.

Bodas de plata

Felipe Toro comenta que la escena actual, en lo que se refiere a lugares para tocar, está media disminuida. Si bien, la escena se sigue moviendo, de hecho, El Cruce toca en muchos lugares de Chile, comenta que hay poca actualización por parte de los dueños de las salas de conciertos. “Uno se da una vuelta por los bares de música de Santiago y la oferta es bien mala. Por lo mismo, hago un llamado y un tirón de orejas para los que se están dedicando y defendiendo la música rock; el blues y el jazz”, comenta.

Dice que Chile no es un país rockero. Que si bien, bandas como Iron Maiden, Metallica o Imagine Dragons sí agotan localidades, pero lo hacen sólo porque son ‘gringos’. “El año pasado hubo un Festival que convocó a bandas nacionales como Pettinellis, Saiko, Chancho en Piedra, Kuervos del Sur y nosotros. Y no se llenó”, reclama.

Sobre su estilo, que viene de grupos como Led Zeppelin o Pink Floyd, El Cruce es considerado como rock progresivo, aunque ellos lo catalogan de otra manera. “Nosotros lo llamamos blues criollo, por la identidad chilena que tenemos. No es una búsqueda ni una intención de sonar como una banda de Chicago. Nuestra intención fue generar un blues o un lenguaje musical dentro del blues, con historias que hablaran de nosotros, de nuestras calles y de nuestras jergas”, explica Felipe Toro.

El Cruce ha tenido bastante relación con la música blues de Argentina. De hecho, han grabado junto a grupos como Memphis la Blusera, Divididos y La Mississippi. Esperan retomar una postergada gira por Europa, donde tenían fechas listas pero la pandemia dijo otra cosa. El 17 de agosto se presentarán en el Teatro Caupolicán (Puntoticket), donde adelantó que artistas como Denisse Malebrán (Saiko) y Ángel Parra (Los Tres), dirán presente. Pero Felipe Toro tiene un sueño: “Hay una parte de una canción del nuevo disco que es ‘rapeada’, me gustaría que Ana Tijoux sea la mujer que cante ahí”, anhela.

Revisa la entrevista completa a Felipe Toro, de El Cruce:

Relacionado:

Grandes artistas argentinos celebrarán una nueva edición de Cosquín Rock 2024

Rodrigo Bravo

Festival REC 2024: Las mujeres serán protagonistas del evento musical

Rodrigo Bravo

A.N.I.M.A.L. regresa a Chile para festejar sus 30 años de carrera

Rodrigo Bravo

Deja un comentario