Bitácora

Kuervos del Sur: La mejor música siempre está por venir

Fue una noche soñada. En un abrir y cerrar de ojos, con algunos cambios en la formación, pero con la misma energía de siempre, Kuervos del Sur conmemoró los 15 años de su primer disco, “Porvenir” (2009). El trabajo, de 12 canciones, fue una apuesta sobresaliente en la escena chilena y catalogado, por algunos expertos, como uno de los mejores álbumes de ese año.

Hoy, tras cuatros discos bajo el brazo, el últimos estrenado el año pasado (De la Luz), la banda chilena, oriunda de Curicó, está en otro escalón. Y eso se nota sobre el escenario. Con un sonido fino, pero potente; y con arreglos armoniosos, la banda muestra pulcritud y compañerismo. Y, tras todo eso, una voz imponente de Jaime Sepúlveda.

Jaime y Pedró Durán (guitarra) son primos, y muchas de las canciones las “vivieron” en su natal tierra, cerca del mar, y con experiencias con la tierra y el trabajo campesino. Por lo mismo, muchos temas de “Porvenir” tienen que ver con eso. Con esos recuerdos de niños, junto a su abuelo y que hace 15 años las pudieron transformar en poesías.

La fiesta ante un repleto Teatro Coliseo fue tremenda. Todo partió muy temprano con el show del cantante chileno Nano Stern, quien además sería uno de los artistas invitados por Kuervos del Sur más tarde. Con el solista, la banda sacó hace pocos días una bella versión de la canción La Cuenta. Más tarde, en la noche, Eruca Sativa sorprendió con su poder, su sonido, sus letras, su discurso y la gran voz de Lula Bertoldi.

A eso de las 22:30, Kuervos del Sur apareció en escena con un vistoso telón de fondo, que contenía dibujos y vistosos objetos de la tierra, sobre todo vuelos de cuervos, claramente. En la fría noche santiaguina sonaron “Anciano Sol”, “Campesino”, “Hasta poder respirar”, “Luminoso”, “Taku” y “Vendaval”, entre otras canciones de sus cuatro discos de estudio.

Pero también la noche tuvo tiempo para invitados. Un cumpleaños sin visitas no es celebración. El primero en saltar a escena fue el músico chileno/brasilero Joe Vasconcellos, quien eligió cantar Mariposa Peregrina. Más adelante, la joven cantante Karla Grunewaldt mezcló los estilos y los sonidos, y protagonizó un bello dúo armónico junto a Jaime Sepúlveda, en la canción Taku.

Lula Bertoldi, de Eruca Sativa, quien tiene una fuerte relación con Kuervos del Sur, interpretó Luminoso. La cantante argentina, junto a los chilenos, tenía programado un evento para el 25 de octubre de 2019, pero tras el estallido social ocurrido en Chile, obviamente la fecha se canceló. Finalmente, Nano Stern y su violín los acompañó con La Cuenta.

Por último, antes de comenzar la gran velada, por la pantallas del Teatro Coliseo, salió un adelanto del documental “El Vuelo de los Kuervos”, trabajo que muestra la vida de la banda, pero también cómo se gestó el trabajo de producción del álbum De la Luz, que contó con la ayuda profesional del gran Alain Jonannes. La fecha de estreno será en 2025. Kuervos del Sur ya está en otra etapa musical y con una gran fanaticada que camina junto a ellos. Ya pasaron 15 años pero, claramente, lo mejor aún está por venir.

Relacionado:

Carina Fraszczak: “Nuestra concepción es poder visibilizar a la música independiente”

Rodrigo Bravo

Los Tres lanzan EP con primeras grabaciones de su formación original

Rodrigo Bravo

¡Anota en tu calendario! Revisa los conciertos que se vienen en este segundo semestre

Rodrigo Bravo

1 comentario

Leo julio 8, 2024 at 9:10 am

Excelente jornada. Algunas banda y su música, deben transcurrir años para lograr que el sabor y aroma de su trabajo, vaya dando frutos.

Responder

Deja un comentario