BitácoraProgramas

Kapanga: “La música es un perfume que te lleva a ciertos lugares de la vida”

Miguel De Luna Campos, más conocido como Maikel, guitarrista de la banda argentina Kapanga, debió retirarse de los escenarios por un tiempo tras un delicado problema de salud. Pero tras el oscuro episodio volvió con todo -y con nuevas ideas- para seguir amplificando el éxito de esta agrupación que está por cumplir 30 años de vida artística.

Oriundos de la zona de Quilmes, al sur de Buenos Aires, el grupo nació haciendo cuartetos, siendo La Mona Jiménez su máxima inspiración. Pero desde sus comienzos, la banda intentó mezclar diversos ritmos musicales (ska, punk, cuarteto, reggae, etc.), lo que a la postre les dio una identidad única.

Sobre su estado actual, Maikel relata: “Recupere mi vida artística, mi trabajo. La música fue la cura”, señala. Pero para Kapanga este último tiempo también ha sido un renacer. Comenta que antes de la pandemia tenían un disco terminado, pero que tras el fin del confinamiento, las letras y la melodía de ese trabajo ya eran de su agrado. “Cuando terminó la pandemia, nos dimos cuenta que esas canciones quedaron viejas. El mundo había cambiado y nosotros también”, comenta.

Hoy, Maikel, junto a sus compañeros de ruta, están pensando en sacar nuevo material y poder ampliar su música por más lugares de la región, pero también conquistar a las nuevas generaciones. “La música es un perfume que te lleva a ciertos lugares o a hechos específicos de tu vida. Pero nuestra música es para los más más grandes y también para las nuevas generaciones”, expresa.

Una banda distinta

No es fácil que una banda pueda mezclar tantos ritmos y ser exitosos y distintivos en eso. Pero Kapanga sí lo hizo. En los años noventa, la banda argentino trabajó con el ska, el reggae y el cuarteto, cultivando así una nueva forma de hacer música. “Sin pecar de pedantes, hicimos eso pero creo que de manera inconsciente”, señala Maikel.

“Éramos muy jóvenes cuando empezamos y nuestros gustos musicales eran diferentes. Por ejemplo, el Mono (Martín Fabio) siempre fue fanático de La Mona Jiménez. Yo, por mi parte, me encantaban Jane’s Addiction y Living Colour, algo completamente diferente. Y la única manera de formar una banda era integrar cada uno de los gustos musicales. Sin querer, nos salió esto”, agrega el guitarrista de Kapanga.

Dice que siempre les gustó mezclar géneros, desde el reggae de Los Pericos o Nonpalidece, hasta bandas de heavy metal argentinas como Horcas o Carajo. “Pero cada país tiene sus idiosincrasias. Nosotros mezclamos el reggae con el punk, sin esa unión bandas como The Clash o Mano Negra no existirían”, sostiene.

Kapanga está cerca de cumplir 30 años de historia musical y Maikel, su guitarrista, relata que en este tiempo han sentido el cariño de la gente, por lo tanto, buscan retribuir en los shows ese apego incondicional. Por lo mismo, están preparando un gran recital donde tocarán “dos shows en uno”, de los discos Un asado en Abbey Road (1999) y Botanika (2002). “Son trabajos que forman parte de nuestra columna vertebral. Dentro de dos semanas estaremos en el Teatro Vorterix y los tocaremos por separado”, explica Maikel, quien también expresa su deseo de volver a Chile, ya que la última presentación fue en el año 2007.

Revisa la entrevista completa a Maikel, de Kapanga:

Relacionado:

El rapero Wos presentará su nuevo disco en el estadio de Racing

Rodrigo Bravo

La Renga tendrá dos fechas más en el estadio de Racing

Rodrigo Bravo

Florian prepara su segundo trabajo entre ritmos latinos y el tango

Rodrigo Bravo

Deja un comentario