BitácoraProgramas

GYT: “Chile nos marcó y nos abrió el camino en Latinoamérica”

Para comenzar esta nota hay que aclarar tres cosas. Lo primero es que GIT se pronuncia distinto en Chile y Argentina. Los chilenos los mencionan como ‘geité’, mientras que los argentinos los pronuncian ‘hit’. Lo segundo, el nombre original provenía de los apellidos de sus tres integrantes (Guyot, Iturri y Toth). Y, lo tercero, ahora que el baterista tomó rumbos propios, la banda cambió el nombre a GYT (Guyot y Toth).

Pero en esta crónica ocuparemos ambos nombres: GIT y GYT. Porque GIT nació hace casi cincuenta años y los tres integrantes originales fueron músicos de Raúl Porchetto y Charly García. Además, fueron uno de los grupos más importantes del rock latino, en los años ochenta, en toda Latinoamérica.

Hoy, GYT está formado por el bajista Alfredo Toth (73) y el guitarrista Pablo Guyot (70), quienes son amigos, cuñados y, lo más importante, compañeros de música. En conversación con Ciudad Pirata analizan ese exitoso pasado, repasan el trabajo con monstruos de la música, hablan de la censura en dictadura y actualizan lo que les depara el futuro.

Historias de rock

Alfredo Toth fue parte de la banda argentina Los Gatos y después se unió a la banda de Charly García. Pablo Guyot y Willy Iturri también estaban en esa especie de selección nacional junto a otros artistas de la talla de Fabiana Cantilo, Fito Páez y Andrés Calamaro, entre otros. Es más, tras la salida de Los Gatos, el mismísimo Luis Alberto Spinetta le propuso a Toth unirse a un grupo que estaba armando. Pero Toth no aceptó.

“Eso fue increíble. Eso lo confesé hace como dos años. Me lo vengo guardando desde aquella época. Yo venía de la última separación de Los Gatos y en las bandas las separaciones son dolorosas. Dejas tu alma y tu corazón. Y viene Luis Alberto y me dice: no te gustaría formar parte de una banda. Y yo le dije que no. Cuando supe qué banda era, claro que me arrepentí”, cuenta el bajista de GYT.

Esa banda no era nada menos que Pescado Rabioso, uno de los grupos más importantes del rock argentino. Pero el destino le tenía otros caminos a Alfredo Toth.

Cuando estaban trabajando con Charly García, ya tenían contemplado formar su propio trío. Y el mismo prócer del rock latinoamericano fue uno de los que más los ayudó a cimentar dicha carrera. “Teloneamos muchas veces a Charly. Nuestro manager iba pegando afiches nuestros en cada ciudad donde nos presentábamos con Charly. Y él nunca se molestó por eso”, cuenta Pablo Guyot.

Dicen que esa experiencia de estar trabajando con grandes músicos, les hizo el camino un poco más fácil. “Cuando hicimos GIT, la gente nos conocía bastante. Alfredo venía tocando con Los Gatos y habíamos ganado un par de premios con los discos de Porchetto. Después hicimos Clics Modernos y ahí ya estábamos armando la banda”, relata Guyot.

Este 2024 se cumplen 40 años del primer disco de GIT, que trae canciones como “Viento loco” (con participación de Charly García), “La calle es su lugar”, “Todo el mundo va bailando así” (con la ayuda de Fito Páez) y “Acaba de nacer”, entre otras. Pero también en 1984 vieron la luz dos discos notables: Piano bar, de García; y Hotel Calamaro, el primero trabajo de Andrés Calamaro. “Eran años feroces”, destaca Toth.

Chile, Viña y la censura

Los integrantes originales de GIT vinieron a Chile por primera vez en 1983, acompañando a García en la gira de Clics Modernos. No recuerdan el lugar, pero lo más seguro que haya sido el teatro Gran Palace, ubicado en calle Huérfanos, hoy convertido en hotel. Pero su mayor éxito fue en 1987 en el Festival de Viña del Mar.

Esa noche fueron los grandes ganadores de la jornada. Y eso no es menor ya que en la parrilla estaban Soda Stereo y el dúo australiano Air Supply. “Fue una época increíble lo de Viña del Mar. Lo que pasaba con la gente. No teníamos muy claro cómo era. Pero cuando llegamos, no lo podíamos creer. Parecía un mundial de fútbol”, recuerda Pablo Guyot.

“Estábamos bárbaros en esa época. Nos encontrarnos con esa pared de gente. Ellos gritan y te pega fuerte en el audio. Tuvimos una conexión increíble con el público”, agrega Alfredo Toth.

Los ahora GYT cuentan que el pueblo chileno los trató como uno más. “Nos adoptaron”, enfatizan. Recuerdan además un concierto especial en el estadio Chile, donde tuvieron que ser llevados en carro policía, por el jolgorio que causaban. “Chile nos marcó y nos abrió el camino en Latinoamérica”, destaca Guyot.

Pero también vivieron momentos oscuros. Mientras Argentina había salido de dictadura, Chile, en la década de los ochenta, estaba aún inmersa en ella. Y eso se notaba en la calle y la televisión. De hecho, GIT fue censurado durante sus presentaciones televisivas.

“Era muy loco. En Argentina acabábamos de salir de dictadura y nos sentíamos liberados; y llegábamos a Chile y queríamos transmitir eso. Pero no. Por ejemplo, nos pasó con la canción Aire de Todos, que cuando la tocábamos en TV, después, al mirar el video, habían editado partes de la letra”, cuenta Guyot.

Es más, muchas veces nos llamaron por teléfono para que mostráramos antes las letras de las canciones. “Nosotros les decíamos que se compraran los discos si quieren conocer las letras”, bromea el guitarrista de GIT.

GYT, como se llaman ahora, cuenta con formación nueva -cinco integrantes- y tocarán en vivo el 2 de marzo en La Trastienda (Argentina). Esperan volver pronto a Chile y además poder tocar canciones que nunca entran en el playlist de los conciertos. Con 40 años bajo el brazo, las ideas y las melodías sobran.

Revisa la entrevista completa a GYT:

Relacionado:

Rock y nostalgia: Cuando lo pasado se convierte en presente

Rodrigo Bravo

Reeditan en vinilo el primer álbum solista de Charly García

Rodrigo Bravo

Diego Perri, escritor: “He estado en 84 shows de The Rolling Stones”

Rodrigo Bravo

Deja un comentario